10/15/2005

El poli malo



Hello! En vistas de que no se me ocurre de que hablar en cuanto a temas de actualidad, he decidido tirar de los genéricos.
Hoy voy a hablaros de una figura totalmente maltratada por el cine de todos los tiempos: el poli malo. No, no me refiero a la clásica pareja de polis, que uno hace de poli malo y otro de poli bueno (cosa que podeis ver en toda entrega de Arma Letal o similar) No. Me refiero a otro tipo de poli, un tipo de poli al que todos odiamos sin pararnos a pensar en la realidad. Seguro que sabeis de quien hablo, os lo explicaré. Clásica película de terror, vease Gremlins. El protagonista, después de que su padre robara el clásico gremlin bueno y tras ponerle en todos los supuestos en que el chino barbudo le dijo que no le pusiera (ya sabeis, no mojarle, no exponerle a luz muy potente, no darle de comer después de las 12 de la noche) consigue que el pueblo entero se llene de Gremlins malditos. entonces es cuando este ser decide llamar al policía. Ese policía, que generalmente suele estar gordo y ser un poco viejo, tras escuchar la historia que le cuenta el muchacho, le manda a paseo y le dice que si se aburre llame para votar por Idaira (esto sale en la versión extendida) Poco después ese policía gordo descubrirá su error.

Este ser no existe

Algún mecanismo maldito de nuestro cerebro nos hace pensar lo siguinte: "¡maldito policía gordo! Si no fuera por él nada habría pasado" Sin embargo yo os digo: parad el carro. Pongámonos en la piel de ese policía maldito que de pronto recibe una llamada que le dice que millones de Gremlins están invadiendo el pueblo. ¿Acaso vosotros saldríais corriendo al ataque y llamaríais a todas las unidades? Os auguro que en tal caso seríais el hazmerreir del cuerpo policial y de dicho pueblo, ya que excepto en "Gremlins" y en "Gremlins 2" los gremlins no existen (exceptuando una especie de mini-mono que hay en el zoo) Por desgracia este policía nació en la primera de estas dos películas.

Policías como este los hay en toda película de terror que necesite un chivo expiatorio de los errores de otros. En ocasiones incluso mueren, y en general todos pensamos. "¡Ja! ¡Por listo!" No tenemos perdón de Dios.

Sin embargo la figura del "poli malo" ha sobrepasado todo tipo de fronteras profesionales, y podemos ver encarnar el rol de "poli malo" todo tipo de magnates de parques de atracciones o similar. Si tu vas al clásico parque acuático y le dices al dueño: "oiga, perdone, que es que una nueva especie de piraña mutante se ha colado en sus piscinas y tiene que cerrarlo" Teniendo en cuenta que esto sule ocurrir el día de la innauguración de dicho parque, el magnate dice que no (como haríamos cualquiera de nosotros, es pura realidad) Este pobre magnate también suele morir devorado por las pirañas y/o tiburones.

Por último está la última versión, una versión muy concreta de la película que (como confesión total) más terror me da en esta vida: El Muñeco Diabólico. Algunos le conocereis como "Chucky" (brrrrmmmm, ¡es que me da miedo!) En una de las entregas de esa película, el magnate de la empresa de juguetes que creó al muñeco más feo del mundo (diabólico o sin diabolizar) decide volver a relanzar ese muñeco, con tan mala suerte de que para ello reutilizan la masa de plástico sin forma en que quedó convertido Chucky (para mi alivio) en una de las anteriores entregas.

Aunque este muñeco no estuviera poseido me daría miedo

Por no se que historias de la sangre que quedaba entre los restos, el tal Chucky revive. Pero ¿dónde revive? En la oficina de ese pobre magnate que lo creó. Efectivamnte: el magnate muere de la peor muerte que puedas imaginar: lo mata Chucky. ¿Por qué? Lo último que le desearía a mi peor enemigo es que siquiera tuviera que ver a Chucky vivo de lejos. ¿Porque ese hombre que solo creaba muñecos horribles debía morir? Nadie lo sabe, es la crueldad del cine. Incluso yo, en su día, antes de reflexionar sobre el tema, pense. "¡te lo mereces!" Ahora me doy cuenta de lo equivocado que estaba.

3 comentarios:

oserlaj dijo...

jaja es lo que los guionistas llaman "antagonista pasivo", alguien que obstaculiza que todo vaya bien pero no porque quiera, sino porque no sabe la verdad.

También es muy típico de las pelis americanas el hecho de que cuando el problema ya no tiene solución, el ayudante del sheriff pronuncia la frase apoteósica: "Los del FBI han llegado". ¿Cuántas veces la habremos escuchado? Además, los que llegan sí que son unos ineptos.

Me queda el consuelo de saber que aunque el policía se parezca a Montserrat Caballé con una montaña de dunkin donuts a su derecha, en las películas comerciales siempre ganarán los buenos.

¡Qué recuerdos me has traído! Me encantaban las pelis de Chucky, las últimas que han sacado ya no son lo mismo... menos mal que me queda Angel Llacer. Un saludo!

Miércoles Adams dijo...

Hola, yo siempre voy con el poli malo, es que el bueno me parece un sosainas....

Lord Hiryu:Azulica's boss dijo...

Te ha faltado nombrar el poli ( y los polis...más malos de todo el celuloide)....los polis del pueblo de ACORRALADO..(más conocido como Jhon Rambo!!!).
Esos si eran joputillas....y al final, mueren casí todos....por malos,claro.

P.D.: Craso error...no eran polis..sino Sheriff y alguaciles de condado.....brrrrr!!