12/16/2006

Animales amorfos: el Pez Mandarín


Estaba yo mirando mi clásico salvapantallas del acuario (es mi última distracción) cuando de repente vi un pez extraño, misterioso, raro. Era un pez de millones de colores, sin forma definida y con ojos de pollo. ¿Qué era ese ser? ¿Había salido de la imaginación enferma del informático creador del salvapantallas? La respuesta es no. Se ve que ese mismo informático, a sabiendas de que nadie creería en la existencia real de ese pez, publicó en una carpeta del salvapantallas una lista con todos los peces, incluyendo esa broma del destino llamada Pez Mandarín.

¿En que parte de la teoría de la evolución se explica que este pez haya llegado a existir? ¿Acasó Darwin sospechó en algún momento que podría llegar a aparecer un animal que solo podría estar diseñado por Agatha Ruiz de la Prada? Nadie sabe muy bien como contestar a estas preguntas.

El que sienten los peces que nadan a su alrededor: un misterio. Si tú fueras un pez y fueras nadando por el mismisimo océano y de pronto te encontraras con este personaje submarino, a mitad entre una bola de plastilina de millones de colores de un cajón de guardería y una figurilla de todo a 100 ¿qué pasaría por tu mente? ¿te suicidarías en el acto? Puede que esta sea la explicación de porque la memoria de los peces es de tres segundos: olvidar la visión del pez mandarín es lo único que les mantiene con vida.

3 comentarios:

ruvias intelijentes dijo...

hes molon el pez mandarin

nosotras le querriamos mucho i lo bestiriamos con ropita chula de tantos colores como hel, i le yebariamos de paseo orgullosisimas i le apuntariamos a actibidades estraescolares.

es mono el pececiyo!!!


p.d. hesperamos que el señor Blogger deje de voicotearnos i heste comentario no sea vorrado hen el mismo momento de darle a "puvlicar comentario".

ruvias intelijentes dijo...

lla as colgado el carnet!!!!

te vesamos mil!!!!!!!!!

Acuario dijo...

Que pez mas extraño.. no lo conocia. Yo tambien tengo un acuario de salvapantallas.
Aurora