11/16/2006

Windows, alias "Skynet"

Estaba yo en mi lecho de muerte catarral estudiando, cuando he decidido darme un respiro y meterme a internet. Por un momento me sentía culpable por no actualizar este blog maldito y contaros algo, pero he comprobado con gratitud que prácticamente en ninguno de los blogs que con cariño, amor y respeto tengo en la barra lateral, había nada nuevo. Se que lo haceis para solidarizaros conmigo, que con mi catarro letal tengo que utilizar todas mis neuronas para estudiar todo aquello que veo. Por suerte hoy esos seres humanos llamados ruvis han decidido continuar con su top trauma, y allí que me he puesto yo a leerlo, tan pichi. Sin embargo, mientras yo me las prometía felices, algo estaba ocurriendo al otro lado de la pantalla.

Nada más conectarme a internet Windows ha decidido que tenía que actualizarse. Todos le conocemos y nunca está lo suficientemente contento consigo mismo y siempre está actualizandose. Luego realmente nadie nota los cambios entre el antes y el después - me refiero a las personas de a pie, no a los informáticos frikis que lo ven todo como en Matrix, cayendo letras y números por todos lados. Es decir, que a mi nunca me ha pasado que, después de una actualización diga: "Huy, pero que bien funciona ahora el Word" o "Pero que salvapantallas más majos que me han aparecido" o "menudo solitario Spider nuevo que tengo" o "que rápido que se inicia ahora el Windows". No, como repito, el Windows es un obseso de actualizarse pero yo jamás notare el cambio.

Image Hosted by ImageShack.us
Así es como ven los informáticos, por si no lo sabíais

Pero ahí no está el problema porque yo, mientras no interfiera con mi vida cotidiana, el Windows puede hacer lo que quiera, ya sea actualizarse o dominar misiles rusos desde mi ordenador. Pero lo peor de todo es que estaba yo acabándome de leer ese artículo bloggero y windows ha decidido algo de lo que también es fan: reiniciarse sin previo aviso.

Eso es otra cosa eu hace Windows, que dice que para que las actualizaciones surtan efecto tiene que reiniciarse (esta vez ni me lo ha preguntado, porque sabe que yo, que no noto el cambio, me da igual que la actualizaciones surtan efecto hoy o dentro de 10 días) Así que allá que se ha reiniciado él sin contar con nadie. Me pregunto que habría pasado si yo estuviese acabando de escribir la segunda parte de la teoría de la relatividad justo en ese preciso instante.

5 comentarios:

somezing dijo...

ayer me senté delante de mi blog dispuesta a contar algo muuuuy interesante... y no escribí na de na. Estoy pasando unas horas de sequia mental, jeje

Carson Dyle dijo...

Yo en algun momento de mi vida seguiré tu cadena, lo aseguro, pero para eso no puedo estar en el estado "poyeya" en el que me encuentro.

ruvias intelijentes dijo...

¿asin que por culpa del señor Güindous no as podido dejarnos un mensajito con la ilusion que nos ace?

pues nosotras beniamos precisamente a ber como yevabas el catarro. esperavamos encontrarnos al catarro asin como loco abiendote secuestrado. i nosotras teniamos que negociar tu buelta al mundo de los sanos. i el catarro se ponia como chulito i tal. al final vencia el bien, claro. i tu bolbias echo un heroe, previo pago del importe del traje de heroe. i nosotras nos sentiamos un poco PadreCarras. fue vonito, a que negarlo

vesitos muchos, pero asin como de lejos pa que no nos lo pegues.

Igrein dijo...

Jajaja!!! Este Windows!!!
Ummm... la segunda parte de la tería de la relatididad... pues es posible, pues en el estado de catarro profundo es cuando mejores ideas pueden surgir.
Bueno, ahora en serio... ¿como te encuentras? Mejor ya, espero.
Nada, tu tranqui, que nosotros somos solidarios y dejamos de escribir el tiempo que te haga falta para que no pierdas el hilo.
Un besazo, pero desde ahí, desde al lado de las ruvis, que yo tampoco quiero pillarlo.

Ruth dijo...

¿No notas cambios? Pues a mí me parece que el WIndows va ganando en autonomía y un día de estos se independizará de los ordenadores. Veremos cómo nos las arreglamos entonces.