1/15/2006

Lorem ipsum

Hola a todos. Si llevo tiempo sin escribir es porque a pesar de ser un parlanchín descontrolado, soy de esas personas a las que no les gusta hablar cuando no tienen nada que decir (a pesar de que eso me ocurra en pocas ocasiones) Es triste usar las palabras cuando no quieren decir nada. quizá por eso siempre me he preguntado lo que quiere decir "Lorem ipsum".


Puede que no sepais de que estoy hablando, pero si usais cualquier documento de office puede que hayais visto estas palabras más de una vez. Son las que usan para presentarte como quedarían los diseños que word, powerpoint... ya tienen predefinidos.


En fin, que después de un tiempo viéndolas y diciéndome a mi mismo que tenía que encontrar su significado por fin lo he hecho, y la cruda y triste respuesta es que no significan nada. Son solo palabras que vistas de lejos pueden parecer palabras reales, solo que les falta lo más importante para ser una palabra: un contenido, un significado. Sin embargo es su propia falta de significado la que les da su triste utilidad: que nadie se fije en el contenido del texto, sino en la estructura de como quedaría un texto real en ese documento. Son por tanto palabras sacrificadas para que otras con sentido tengan un buen lugar donde exponerse. Son palabras que nacieron sin alma, son palabras que no quieren ser leidas. Son palabras daltónicas, palabras para miopes, palabras que no son palabras.


Pero incluso el texto de Lorem Ipsum esconde algo más que su desangelada finalidad: en la esencia de sus letras sin sentido se encuentra escondida una frase de Cicerón: "Neque porro quisquam est qui dolorem ipsum quia dolor sit amet, consectetur, adipisci velit", o lo que es lo mismo, "A nadie le gusta el dolor para si mismo, o lo busca y desea tenerlo, apenas porque es dolor..."


Es probablemente lo que desde su espíritu mudo estás palabras están gritando, porque a ellas también les gustaría ser miradas, ser leidas y ser comprendidas ¿O acaso no es una forma de dolor el sentir la indiferencia de la gente?


Os deseo para este año un año sin dolores de ningún tipo y que no sintais la indiferencia ante vuestro dolor. Y estas no son palabras vacias.

3 comentarios:

london dijo...

Es un deseo verdaderamente profundo y ambicioso,pues la mayoría de la sociedad es indiferente al dolor ajeno.¿No crees?.
Como bien dices lo único que últimamente llama nuestra atención es el continente, no el contenido.
Una pena.con un poco de suerte,no caeremos en ese error.

oserlaj dijo...

Lo mismo te deseo!

Supongo que la moraleja de todo esto es que hasta la cosa más tonta puede tener su utilidad. No pasa lo mismo cuando echas un vistazo en windows a tu colección de fuentes, ya que para mostrártelas utiliza la frase más tonta que he oído en mi vida (con el permiso de todas las que dice Belén Esteban): "El veloz murciélago hindú comía feliz cardillo y kiwi.La cigüeña tocaba el saxofón detras del palenque de paja". Ahí queda eso...

Un saludo!

Anónimo dijo...

La frase del murciélago es porque cotiene todas las letras del abecedario (así como murciélago contiene todas las vocales en una sola palabra) Y sirve para mostrarte el resultado de utilizar dicha tipografía o fuente en un texto.

En cuanto o del Lorem Ipsum, se usa tradicionalmente para las presentaciones de plantillas de diseño o maquetas previas del diseño web, gráfico o editorial.

Guttemberg, el inventor de la imprenta, utilizó parte de este texto de Cicerón en su primera prueba con la imprenta tipográfica y de ahí que sea la tradición en presentaciones. Pero Guttmberg no lo eligió al azar, sino que lo hizo porque es un texto en latín pero cuya disposicion de letras se asemeja a las lenguas sajonas.

Hoy en día se mantiene este texto para que la gente a quien se le presenta la maqueta, se fije en el diseño de la misma, y no se entretenga leyendo el texo, ya que no es el definitivo...