1/22/2006

El murciélago feliz y la cigüeña saxofonista

No, muchachos, no he enloquecido sin fin y os voy a contar una extraña fábula japonesa. Todo esto se debe a un comentario de Oserlag sobre el post anterior en el que hablo sobre Lorem Ipsum. Por lo visto los secuaces de Bill Gates o de quien sea han decidido volver loco al personal con todo este tipo de temas y han decidido escoger esta frase para presentar los diversos tipos de letra que existen: "El veloz murciélago hindú comía feliz cardillo y kiwi. La cigüeña tocaba el saxofón detras del palenque de paja"

Image Hosted by ImageShack.us

¿A qué se debe, os preguntareis? ¿Dónde ha quedado aquel sastre rico al que todos conocemos y que, a pesar de ser multimillonario, sigue siendo nuestro sastre? Pues bueno, este caso es un poco diferente al de Lorem Ipsum, ya que se trata de encontrar una frase con "sentido" pero que englobe todas las letras del abecedario en el menor especio posible. Podría decirse que en este caso las palabras han sido engañadas, les han hecho creer que su significado tenía importancia cuando lo único que buscaban son sus letras. De alguna manera son como esa secretaria que llega orgullosa a su casa porque ha sido contratada por su talento cuando en realidad lo han hecho por... bueno, por suerte el murciélago y la cigüeña no tendrán que encontrarse con la realidad que algún día se encontrará esa secretaria.

1 comentario:

Miércoles Adams dijo...

Hola, perdona que te comente sin haberte leído, pero te he dejado un encargo en mi blog. Es una cadena bloguera, ya se que es una putada, pero la blogosfera es así.

ahora voy a leerte
un beso