1/23/2006

Un encargo maldito

Bueno, todo esto se debe a un encargo que Miércoles Adams, ser que ha reformado su blog sin fin, me hizo en mi post anterior y que consiste en recitar cinco manías que poseo y debo confesar a la humanidad para que así alguien más is cabe deje de leer mi blog:

Manía 1: por alguna extraña razón necesito decir siempre adios a todo aquel que salga de mi casa. Direis: normal, esono es una manía, es educación. No, os equivocais, ya que incluso si por ejemplo esa persona se va y me pilla en el baño y no he podido despedirme puede incluso que diga adios muy bajito para que nadie me escuche.

Manía 2: no me gusta que las cosas resalgan de las mesas o esten muy cerca del borde. Soy desordenado a más no poder pero eso no lo asumo.

Manía 3: no me gusta coger la comida con las manos, ni siquiera la comida que está aceptado por decreto ley que se debe coger con las manos (excluyo aperitivos) A parte aunque no la coja con la mano siempre pienso que las manos se me han quedado megagrasientas y necesito ir a lavármelas a toda velocidad. Todas estas cosas las disimulo bastante y nadie lo sabe, por lo tanto nadie más que yo sufre. Es que así escrito me he dado cuenta de que realmente ibais a dejar de venir al blog.

Manía 4: al contrario que Miércoles jamás guardo los apuntes de un examen nada más hacerlo. Tengo que esperar a que salga la nota. Hacerlo antes es como decir: voy a aprobar, je, je. Con lo que suelen tardar en salir las notas, al menos en mi carrera, esto en ocasiones entra en conflicto con la manía 2.

Manía 5: no me gusta que la gente me toque el pelo, y esto es una especie de extensión aberrante de la manía 3, ya que no me fio mucho de la higiene de las manos de la gente y luego siento el pelo sucio todo el día.

Para que no penseis que tengo un trastorno obsesivo compulsivo con la limpieza os diré que soy capaz de pintar sin fin con témperas y luego comerme las uñas tranquilamente. En serio, si la gente que me conoce leyera esto jamás se lo creerían (a excepción de lo del pelo, ya que se ve que por alguna razón la gente está predispuesta a tocármelo y tengo que hacer advertencias)

Bueno, podeis reiros de mi un rato.

Supongo que esta bola se la pasaré al clásico Oserlag y a la clásicapropietaria de Mis ilusiones y yo, pero eso será en otro momento.

2 comentarios:

Miércoles Adams dijo...

Hola, siento mucho lo del encargo, se que ha sido una guarrada, pero seamos positivos: ahora nos conocemos mejor (jajajajaja) Lo de los apuntes me ha hecho pensar: ¿crees que es una actitud ante la vida? que cosas!!!

yo te leo, y aliana tambien, no te deprimas

Anónimo dijo...

Lo del pelo es bastante usual, lo de decir adios....