8/25/2006

In & out

La mayor preocupación de la mayoría de las adolescentes perfectas de las series de televisión es sacar un notable en su maravilloso historial de sobresalientes (vease DJ Tanner de Padres Forzosos o Laura Winslow de Cosas de Casa) Cada vez que uno de los capítulos de esas series trataba de la gran depresión que sufrían estos seres ante tal injusticia de la vida, todos sentíamos ganas de viajar a Estados Unidos a pegarlas unas pocas patadas. Por suerte para ellas sus familiares eran mucho más tranquilos y se dedicaban a consolarlas sin fin (en general siempre había algún tipo de hermana pequeña que se mofaba de la situación representando a la audiencia)

Sin embargo con los años me he dado cuenta de que cuando estás en uno de esos grupillos elitistas totales no te puedes permitir ningún fallo o acabarás siendo la mayor mierda del mundo: te echarán de tu grupo elitista, el resto del mundo te odiará por como erás y solo te quedará tu familia y una hermana pequeña que se ria. No es que yo esté en ningún grupo elitista ni lo haya estado ( por ejemplo, el número de visitas de mi blog no me puede traumatizar; lo visitan 2 personas o 1, no hay más) pero si que he visto a todo tipo de personas y cosas caer de todo tipo de pedestales (y no estoy hablando de OT) Pero lo que no esperaba que fuese a ver nunca es salir a un planeta de la lista de planetas del Sistema Solar. Estoy hablando de Plutón.


Image and video hosting by TinyPic
La verdad ya tiene un sitio menos donde estar fuera


Por lo visto se han reunido millones de astrólogos y astrónomos de todo el mundo porque era un problema de primera necesidad saber si Plutón era un planeta o no. A mi personalmente me quitaba el sueño, porque claro, si no es un planeta, no es justo que esté entre los planetas. El caso es que paso a resumiros de lo que me he podido enterar.

En 1930 un tipo llamado Clyde Tombaugh descubrió Plutón y decidió que era un planeta, pero se ve que no convenció mucho al resto de los astrónomos del momento, porque es muy pequeño (más pequeño que la Luna) y tiene una órbita que el difunto Doctor Iglesias Puga definiría como rara, rara, rara. Así que todos estos años los astrónomos han debido tener mogollon de rifis-rafes, pero en el 2003 Michael Brown descubrió otro "cuerpo celeste" al que decidió llamar Xena (casi seguro que era un friki de los que yo soy fan total) El caso es que Xena (o UB313, porque su nombre oficial aún está por decidir) era más grande que Plutón, y claro, a los astrónomos lo que menos les apetecía era meter a otro planeta más en la lista. Entonces la cosa estaba en aceptar los dos - Plutón y Xena- o no aceptar ninguno. Así que como en esta vida a los seres humanos nos gusta mucho más discriminar, ser tiquis-miquis y no dejar pasar a la gente a las discotecas con zapatillas, pues ninguno de los dos es un planeta y ahora los dos son "planetas enanos". Yo no digo nada, pero como en ellos haya viviendo extraterrestres no se que tal les va a sentar que Luxemburgo sea un pais y ellos sean un "planeta enano". A mi personalmente me sentaría mal.

3 comentarios:

Miércoles Adams dijo...

Lo de "planeta enano" suena fatal de los fatales... además, pobre Plutón, se merece algo mejor despues de todo el tiempo que lleva dando vueltas y vueltas a la órbita solar..., seguro que los plutonitas nos invaden en protesta

un beso

oserlaj dijo...

¡Bueno, pues ya estamos por aquí dando guerra otra vez! ¿Cómo ha ido el verano? Espero que todo haya ido bien.

La verdad es que es una pena lo de Plutón, yo le había cogido hasta cariño. Nunca podré recitar los planetas del Sistema Solar sin nombrarlo.

Algo parecido me sucedió en el maravilloso colegio de curas al que iba de pequeño. Después de rezar el Padrenuestro todas las mañanas, de un día para otro lo cambiaron, iría yo a sexto de EGB y él cambio me creó un trauma de por vida: sólo me sé el antiguo. ¿Se considerará herejía? Adios, Plutón.

Miércoles Adams dijo...

He vuelto (sí, como Fu-Manchu y otros malos famosos)

besos