11/24/2005

Celebration

Muchachos, hoy os quiero hablar de algo de lo que mi hermana me puso sobre aviso hace meses y sobre lo que hasta ayer no decidí investigar. Ese ser me comentó que había estado viendo un programa de esos de Pilot Guides de los que echan el localia cuando menos te lo esperas, y que en vez de tratar de Mongolia o de Filipinas había tratado de un misterioso pueblo de Florida, un pueblo llamado Celebration.


Image Hosted by ImageShack.us

¡Celebration, Ceeeeeleeebraaaatiooooooon!

Por lo visto este pueblo, que está a 10 minutos de Disneyworld o así, fué concebido por el famoso Walt Disney como una utopía descontrolada donde todo el mundo era feliz. Vamos, como en la clásica serie de televisión solo que sin que nadie se suicide o sea asesinado. Pero este hombre, como todos sabemos, murió y está congelado en algún lugar que nadie conoce. Asi que sus famosos herederos se descontrolaron y decidieron llevar a cabo su sueño construyendo esta ciudad que, según se rumorea, no difiere mucho de lo que es Disneyworld por dentro solo que sin atracciones ni muñecos de Mickey y chip y Chop de esos que dan globos. La mayoría de la gente que vive en este paraiso de la felicidad son empleados del parque, pero no el que vende las palomitas, no, no, sino los que se dedican al marketing y toda la pesca. Por lo visto en esta ciudad en la que, como podeis ver en la foto, la gente se pasea en cochecitos de golf, todo el mundo es feliz, pero porque, según mi hermana, hay que cumplir una serie de normas y requisitos para vivir ahí. Es decir, hay que ser el clásico ciudadano modelo de teleserie y no dar demasiado la nota. Las Niñas, por ejemplo, aquí también estarían censuradas, en general.
El caso es que en este pueblo idílico, que al final estos herederos también han tenido que vender a nosequé compañía como tantas otras cosas, el otro día sucedió un hecho que tuvo a sus habitantes en vilo: se produjo un robo, el primer robo en Celebration. Los ciudadanos, tras perder la calma por unos momentos, volvieron a sus vidascotidianas y, como buenos ciudadanos modelo, dijeron: "algún día tenía que ser el primero, ¡ja, ja, ja!" por lo visto, el ladrón, tras acabar de robar, pidió perdón a los moradores de la casa. También él era un ladrón modelo.
A mi este pueblo de las maravillas me recuerda a una de las guarripelis (ver Blog audiovisual de Oscar) que echan a las 4 de la tarde y que tratan de una comunidad de ensueño donde todo aquel que se queja es eliminado.
Pero a pesar de cualquier crítica o suceso extraño que ocurra en este lugar sus habitantes siguen felices ya que Celebration is always living a celebration, aunque vivan aisalados de la realidad del mundo y se muevan al ritmo de "It's a Small World".

3 comentarios:

Angie dijo...

la verdad es que algo así de cuento fascina, pero tb pienso que sería muy aburrido, no? todo el mundo tan modélico, q rollo. pero por otra parte, estaría muy bien vivir en un mundo donde no haya mal.

Miércoles Adams dijo...

A mi todo eso me da mal rollo. Imagina todos felices y contentos canturreando canciones... no se si podría soportarlo.

por cierto, alguien que firma como "tu amigo mas intimo" dice que quieres que borre un comentario que has dejado en mi blog porque has puesto una falta de ortografía, si es cierto: no te rayes por tan poca cosa...

oserlaj dijo...

Esto me recuerda a la película Pleasantville, que transcurre en el típico pueblo americano de las series yankees de los cincuenta en el que todo es perfecto, y al cabo de un rato te das cuenta de que dicha perfección es precisamente el fallo del pueblo. Ah, y muchas gracias por nombrar mi blog!!